Última Hora

A los tratamientos con arcillas y barros se les denominan geoterapia. La tierra y el agua, dos de los elementos más importantes de la vida, al combinarse tienen multitud de aplicaciones saludables.

El efecto desintoxicante y antibacteriano que caracteriza a la arcilla blanca, también conocida como caolín es bueno para la piel, convirtiéndola en aliada perfecta para eliminar impurezas.

Articulaciones y músculos adoloridos o tensionados, pieles grasas, desvitalizadas o intoxicadas, situaciones de estrés y cansancio pueden ser tratados con éxito con emplastes y envolturas

Tanto los efectos del barro como los de la arcilla se potencian al contacto con las aguas termales, rica en minerales naturales.