Última Hora

Graderías vacías, clima tenso, frío y un equipo que perdió el alma desde hace meses.

Cartago vive una época triste, el club no encuentra su rumbo en el Torneo de Clausura y arrastra una serie de malos resultados que hoy lo tienen al borde del abismo.

Su rival de turno, Santos de Guápiles supo aprovechar el alicaído momento de los brumosos para golear 3-0 a los de la Vieja Metrópoli que se salvan de que Liberia sigue sin ganar, de lo contrario estarían destinados a descender.

El primer tanto fue obra de Wilmer Azofeifa quien remató desde fuera del área tras un mal rechace al centro al minuto 29’.

Con el 1-0, Santos le apostó a las pequeñas sociedades para sumar más peligro.

Cartaginés lo intentó, pero cuando a un equipo simplemente no le salen las cosas, es muy difícil encontrar la fórmula para enderezar rápidamente el rumbo.

Más bien la etapa complementaria trajo la debacle blanquiazul.

Antes, Verny Ramírez dejaba con un hombre menos a los brumosos tras una entrada criminal sobre un santista.

Pese a las pocas emociones que tuvieron, los guapileños redondearon la victoria con dos penales bien cobrados por Kenny Cunnigham (78’) y Osvaldo Rodríguez (89’).

Además, los brumosos padecieron la expulsión de Néstor Monge por reclamar airosamente al árbitro al 88’.

Cartaginés acumula nueve partidos sin ganar. Su última victoria fue el 19 de noviembre del 2017 ante el actual campeón nacional Pérez Zeledón, además son penúltimos en la tabla de posiciones acumulada con 26 puntos, siete más que Liberia, último lugar.