Última Hora

En la parte más alta de la comunidad de San Isidro, no podíamos encontrar otra cosa que no fuera cafetales y cogedores, realizando una de las labores que han marcado la historia de nuestro país.

Así fue como conocimos a Nelson Bonilla, un joven nicaragüense de 27 años quien llegó a Costa Rica hace 2 meses para ganarse la vida recolectando el grano de oro de las matas.

Llegaron a la finca de don Juan Rafael Montero, uno de los productores de la comunidad y cuyo beneficio de café le ha dado oportunidades a muchísima gente.

Nuestro recorrido incluyó una visita muy especial al hogar de doña José Ureña y doña Ana Quirós, dos de los vecinos más longevos de este distrito.

Repase la nota completa en vídeo adjunto.