Última Hora

Salud

Aguantarse las ganas de orinar no es tan inofensivo como parece

En más de una ocasión usted ha aguantado las ganas de orinar y por inofensivo que parezca tiene consecuencias.

Sasha Campbell Hace 7/24/2013 8:35:00 AM

En más de una ocasión usted ha aguantado las ganas de orinar y por inofensivo que parezca tiene consecuencias.

Los residuos que se depositan en la orina suelen ser sustancias ácidas y amoníacos que el cuerpo no necesita. Su presencia, puede desencadenar una infección en el aparato urinario.

Cuando no permitimos que la orina fluya por la uretra, no se "barren" esas bacterias que se encuentran en el tubo, y así, llegan más rápidamente a la vejiga causando una cistitis.

Si se contiene demasiado la orina puede regresar hasta los riñones, causando una infección más grave denominada "pielonefritis", que va a acompañada de dolor de espalda, fiebre y vómitos.

También, acelera el desarrollo de microorganismos al permanecer ahí por periodos prolongados, ya que es un ambiente idóneo por ser húmedo y caliente.