Última Hora

Los empresarios que no les den permiso a sus empleados para ir a votar el 4 de febrero se exponen a multas superiores a los 2 millones de colones.

Emitir el sufragio es un derecho.

Todas las personas, aunque deban trabajar el domingo 4 de febrero, pueden ir a votar.

Los patronos están en la obligación de dar un tiempo prudente para que cada quien disfrute de este beneficio y no pueden hacerle ningún rebajo de su salario.

Las multas para los patronos que no dejen a sus empleados ir a votar va de los 2 y hasta los 5 salarios base.

Es decir: entre 8.62 mil y los 2 millones 155 mil colones.

Las denuncias ante estos casos se deben hacer en el Ministerio de Trabajo.

Quienes deban trabajar en las mesas receptoras de votos tienen el derecho a recibir sus salarios normales, es decir no pueden sufrir ninguna deducción.