Última Hora

Una vecina de Barrio México ha vivido en pobreza durante 58 años. Para Rosa María Rodríguez comer carne es un lujo que puede darse solamente 2 veces al mes.

Lo triste es que su historia se repite en 20 de cada 100 hogares; una realidad que ningún gobierno ha podido cambiar en los últimos 23 años.

Tiene 58 años y desde que nació ha vivido en pobreza. Se casó pero quedó viuda con 5 hijos.

Durante años se desgastó buscando un bono de vivienda pero nunca se lo dieron a pesar de que tiene una hija con una discapacidad física.

Hoy vive en un pedacito de terreno que le vendieron a pagos en Barrio México y en el que ha construido su humilde hogar.

En su casa se mete el agua cuando llueve, el piso es de concreto, el viento helado del frente frío entraba por todas partes y la instalación eléctrica definitivamente no está aprobada por los bomberos, pero ella está feliz porque este rancho es suyo.

Este nivel histórico de pobreza se ha mantenido durante 23 años y ningún gobierno ha podido bajar esta estadística.

A 8 kilómetros de la casa de Rosa vive Gonzalo Castillo, en el Bajo de Los Anonos.

A sus 63 años, Gonzalo asegura que siempre ha vivido en pobreza.

Un cuarto es toda su casa, es el comedor durante el almuerzo, la sala para estar y el dormitorio durante la noche.

¿Por qué no ha logrado salir de la pobreza en la que vive?

Considera que como no sacó ni siquiera la escuela completa no pudo conseguir un mejor trabajo.

Si la historia de Rosa y Gonzalo lo sorprende, lo impactará aún más saber que hay personas en peores condiciones. 

Se trata de 86.663 familias que viven en pobreza extrema. Son hogares que tienen ingresos de 11.000 colones por semana para todos sus gastos. No pueden comprar ni la comida básica.