Última Hora

Ayoub, nominada en 2009 al Grammy como mejor nueva artista, destaca por su versatilidad, ya que además de ser cantautora, es también actriz y mercadóloga.

Principalmente, se centra en la música latina y árabe, incluyendo también notas flamencas en sus piezas; las cuales interpreta en cuatro diferentes idiomas; español, árabe, inglés y francés. 

Por eso, decidimos realizarle esta entrevista, para que sea en sus propias palabras que usted la conozca más a fondo.

Usted en una entrevista dijo que no se considera cantante ni cantautora, sino más bien cuenta cuentos, ¿a qué obedece esta auto denominación?

Los cuenta cuentos tenemos largas vidas. Una canción es una historia en sonido. Queda estampada en la vida de uno, y se va transformando en la vida personal de quien la escucha. También, en lo personal, soy escritora. Entonces para mí, cada canción, es un modo de hacer conexión con la gente. Los cuentos son lo más básico del ser humano – te sientas y cuentas un cuento-, y si el cuento es bueno, de inmediato cautivas a la audiencia.

¿Y de dónde viene la pasión por la música?

Desde muy pequeña, tengo fotos con un micrófono cantando en la escuela. Toda pasión artística viene sin explicación, simplemente, lo tienes que hacer. Somos todos conductos de energía, y por ende, obedecemos a la musa.

Es claro entonces determinar la razón de que en 2009, usted fuera nominada a un Grammy, como mejor nueva artista.  ¿Qué significó eso para usted?

Fue una sorpresa. Y aún cuando no haya ganado, el hecho de ser nominada luego de trabajar con el gran productor Español Javier Limón, fue un logro, después de tantos años de sacrificio personal.

¿Generalmente en qué son inspiradas sus letras?

En esencia, a la nostalgia. Y en muchas, también, en un sentido de justicia y la resolución de que aún cuando exista la injusticia – la guerra, conflictos –, siempre hay un espacio puro donde podemos encontrar paz.

Vengo de tierras en conflicto. Desde muy pequeña comprendí que la injusticia se tiene que combatir. Y mi arma ha sido la música y el arte, porque tengo privilegios. ¡Que sirva mi voz, aún cuan pequeña sea, para levantarla en favor de los que no pueden!

Usted es venezolana de nacimiento, sus padres son del Líbano y vive actualmente en Estados Unidos. Podría decirse que es una ciudadana del mundo… su canción “Navego”, está inspirada en dicha temática. ¿Podría dar un mensaje a todos aquellos inmigrantes que deben alejarse de su país natal debido a los problemas políticos, el hambre y la guerra? 

¡Es cierto! Cuando escribí la letra para esa canción, estaba en una etapa de transición y de nostalgia. No creo que podamos sacudirnos del sentimiento nostálgico – a veces, esto nos hace re-vivir momentos que nos dan aliento para seguir… Como dice mi madre, recordar es vivir. 

Entonces, navegamos en un mundo muy tumultuoso. No nos podemos aferrar a mucho, al final, todo es transitorio. Pero si podemos resguardar memorias. 

En cuanto a los derechos de las mujeres en medio oriente, ¿qué considera debe hacerse para garantizar la equidad independientemente del género de la persona? 

Los derechos son distintos de cultura a cultura. Creo que el gran movimiento histórico de la próxima década será el de la mujer, sea en Medio Oriente o Estados Unidos. La mujer tiene que exigir respeto por sus méritos.

Sabemos que usted cuenta con los discos Preludio y Océanos y Lunas, ¿esto será parte de lo que nos trae para el Festival Tamarindo Art Wave?

Para este festival, cantaré piezas de ambos discos. Por ahora estoy en etapa creativa. No me interesa mucho hacer discos y giras – me parece un método arcaico y no muy balanceado para una artista. Las giras son demasiado duras, aún cuando estar en contacto con el público es súper alucinante. Estoy explorando formatos de cine y música y colaboraciones artísticas.