Última Hora

Unos 20.000 aficionados ocuparon una cuarta parte del aforo total del estadio Azteca este viernes, para atestiguar la presentación oficial del delantero francés Jérémy Ménez como refuerzo del América de cara al torneo Clausura-2018 del fútbol mexicano.

"Estoy contento de estar aquí y ahora que se dé la oportunidad de jugar, estoy listo para tomarla", dijo Ménez en conferencia de prensa, el día anterior al partido de las 'Águilas' del América contra el Atlas, por la cuarta jornada del campeonato de liga.

Ménez llegó a México el pasado martes 9 de enero y casi tres semanas después dice estar habituado ya a los 2.248 metros sobre el nivel del mar de la capital del país, sede de su nuevo equipo.

"Al inicio me costó trabajo la altura, pero ahora estoy mejor físicamente y listo para jugar por si el entrenador lo decide", apuntó el atacante europeo.

Ménez, de 30 años de edad, fue presentado este viernes de manera oficial como refuerzo americanista junto con tres jugadores más recién llegados para este torneo: el defensa argentino Emanuel Aguilera, el volante estadounidense Joe Corona, el extremo colombiano Andrés Ibargüen y el delantero mexicano Henry Martín.

El francés se une al América, uno de los dos equipos más laureados y populares de México, sabedor de que está obligado a ser decisivo en la conquista del título de liga número 13.

"Lo importante es ganar, estoy acostumbrado a este tipo de presión y lo que quiero es aportar para ganar el título", asumió Ménez.

Multitudinaria ovación

Para la presentación de Ménez, el América entrenó este viernes en el estadio Azteca con las puertas abiertas para su afición.

Desde muy temprano en la mañana centenares de seguidores de las 'Águilas' se formaron en las inmediaciones del estadio en una fila de espera para poder entrar a ver al francés y a los demás refuerzos.

Ya antes Ménez palpó la expectativa que ha causado su llegada al fútbol mexicano. El día de su arribo al país, centenares de personas causaron tumultos en el aeropuerto de la Ciudad de México.

"Está claro que fue algo muy grande el recibimiento de la afición, espero que así sea hasta el final del torneo y estoy aquí para ayudar y ganar", se comprometió Ménez.

En la conferencia de prensa previa al entrenamiento público, Ménez habló totalmente en francés.

"Está clarito, el que entendió, entendió", dijo en broma el entrenador Miguel Herrera después de las primeras palabras de Ménez, quien después fue auxiliado por una traductora.

Ya en la cancha, Ménez recibió una emotiva ovación al lado del mexicano Oribe Peralta, delantero estrella del América, y de Lucero Cuevas, la goleadora del equipo femenino.

Miguel Herrera dejó ver que Ménez e Ibargüen, los últimos jugadores que llegaron al equipo, saldrán este sábado a la banca para el juego contra el Atlas y podrían entrar como relevos.