Última Hora

Las temibles presas son unas de las principales preocupaciones del ciudadano, y una factura se traduce en 590 millones de dólares en combustibles y tiempo perdido. Es decir el 2% del PIB.

Todos los días 500.000 personas se estancan en presas de  hasta 4 horas, lo que equivale a media jornada laboral desperdiciada.

Por eso los candidatos a la presidencia ponen sobre la mesa su solución: apuestan por modernizar el servicio de tren.

Pero no todo acaba con el tren.

Los males en nuestra infraestructura vial pasan también por una falta de planificación y visión a largo plazo.

La solución a los temas de carreteras son los más visibles y de impacto inmediato para el ciudadano, sin embargo, los expertos advierten que no deben ser remedios temporales, que no beneficien a largo plazo.

Más información en el video adjunto.