Última Hora

La pareja sentimental del principal sospechoso de matar a una familia en Santa María de Dota, en mayo del 2015, vivía con miedo y amenazada de muerte por el sujeto.

Esto trascendió en el juicio que se le realiza al hombre de apellidos Sevilla Bonilla de origen nicaragüense.

La declaración de la mujer no trascendió porque se realizó de manera privada y por videoconferencia, en vista de que ella cuenta con medidas especiales de protección.

Precisamente, este jueves trascendió que la hija de la madre de crianza del principal sospechoso pidió la pena máxima contra el sujeto, quien en el 2003 mató a la mujer en Nicaragua.

La hija de la señora estuvo presente en la sala de juicio en Cartago.

En aquel año, 2003, el tipo mató a su madre de crianza y huyó hacia Costa Rica, donde ingresó ilegalmente, aseguró la mujer. Aquí se hacía llamar Jairo Díaz.

De acuerdo con el reporte de la Fiscalía, el tipo habría cometido otros crímenes y abusos sexuales desde ese año hasta que en el 2015 mató a una familia en Santa María de Dota.

El tipo es señalado por la masacre de Ramón Suárez Espinoza, su esposa María Miranda Salmerón y sus hijos Abraham y Elena María, de 11 y 9 años. 

La Fiscalía aseguró que el sujeto -con ayuda de dos personas más que no han sido identificadas- violó a la madre y a la niña, a quien mató y luego usó su sangre para un ritual. Después mató al pequeño y finalmente al padre.