Última Hora

El principal sospechoso de asesinar a una familia en Dota, en el 2015, habría usado la sangre de las víctimas para un ritual, según la acusación de la Fiscalía.

La fiscal Karen Mora leyó la acusación en el Tribunal de Juicio de Cartago contra el sujeto de apellidos Sevilla Bonilla y de nacionalidad nicaragüense. Aquí en nuestro país se hacía llamar Jairo Díaz Aragón.

Este sujeto está acusado de asesinar en mayo de ese año a Ramón Suárez Espinoza, su esposa María Miranda Salmerón y sus hijos Abraham y Elena María, de 11 y 9 años residentes del Congo en Copey de Dota.

De acuerdo con la fiscal, el sujeto -con aparente ayuda de dos personas más que no han sido identificadas- violó y asesinó a la madre de familia y a la menor de edad, cuya sangre empleó para realizar el ritual.

En cuanto a las razones no están claras, aunque las autoridades indican que el sujeto habría estado obsesionado con la menor de edad.

Preliminarmente se indica que el sospechoso habría asesinado a dos personas en Nicaragua, por lo que huyó a nuestro país donde ingresó ilegalmente. 

Aquí habría realizado otros crímenes y violado a otras mujeres, según la Fiscalía.