Última Hora

La obstrucción del río Madre de Dios que provocó el enorme derrumbe del cerro El Lavadero en Limón empezó a liberarse la tarde de este martes de manera natural.

El movimiento de aproximadamente 50 hectáreas provocó la caída de 2,5 millones de metros cúbicos de material que taparon unos 700 metros del caudal del río que atraviesa los cantones de Siquirres y Matina.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) realizó un vuelo con un drone el día de ayer que permitió observar cómo el embalse en el cauce avanzó sobre los bordes del derrumbe, lo que provocó una apertura de un canal sobre el margen derecho que permitió el desagüe de la masa de agua que se había acumulado.

“Este volumen de agua que está descendiendo se mantiene dentro de los rangos normales del caudal permanente, con la variante que se encuentra altamente cargado de lodos y sedimentos generados por la erosión y profundización del canal de desfogue del embalse”, explicó la CNE.

Las autoridades esperan que el proceso de drenado continúe durante los próximos días hasta que la mayoría del derrumbe sea lavado y el caudal del río vuelva a la normalidad.

“Se recomienda a las personas que habitan en las partes bajas sobre ambas márgenes del río y que poseen activadas económicas, recreativas y de subsistencia en el cauce (Espavel, Lola, Madre de Dios, San Pablo, San Carlos, Sara, Pueblo Nuevo, entre otros), mantenerse fuera de este hasta que ocurra el vaciado de la totalidad o parte del embalse, debido al peligro de crecidas repentinas”, advirtió la comisión.

Los comités municipales de emergencia mantendrán la vigilancia de la situación y la coordinación entre sí para atender cualquier eventual situación.