Última Hora

Desde que se instalaron cámaras de seguridad los asaltos disminuyeron en la León XIII y en 5 Esquinas de Tibás.

Ya se reportaron dos casos donde vendedores de drogas le pagaron 10 mil colones a jóvenes para que destruyan todo el sistema de vigilancia.

Durante años estas comunidades se conocieron por su alto índice de delincuencia.

Para devolverle la confianza al pueblo la municipalidad de ese cantón instaló 82 cámaras de vigilancia.

La inversión es de 75 millones al año.

Las cámaras se ubicaron en otras comunidades conflictivas y también en parques y cerca de las paradas de buses.

Hasta el momento ya se reportaron dos casos de vandalismo.