Última Hora

A pesar de que la Comisión Nacional de Emergencia no reporta personas afectadas por el deslizamiento en las márgenes del río Madre de Dios en Limón, un hombre asegura que perdió su casa.

Mario Guillermo Calderón vivía en la parte alta de la montaña.

Y relató a un medio local que no estaba en su casa cuando se dio el deslizamiento.

Cuando llegó a revisar lo sucedido se encontró que la casa que habitó por más de 40 años estaba totalmente destruida.

Incluso trató de recuperar algunos bienes en compañía de sus vecinos y su hijo, pero la mayoría de sus pertenencias se perdieron.

El hombre explicó que se mantienen en alerta debido a la inestabilidad del cerro, pero confían en que pronto todo vuelva a la normalidad.