Última Hora

El 11 de abril de este año, quedará en la historia de Alajuela como la primera vez en la que los vecinos de esta provincia no pudieron asistir a su propia celebración, es más, no pudieron ni acercarse tan siquiera al Parque Juan Santamaría.

Todo se debió a un protocolo de seguridad de la presidenta Laura Chinchilla, ya que existían amenazas de grupos manifestantes para dichas actividades.

Ahora para la celebración del 25 de julio por la Anexión del Partido de Nicoya, no ocurrirá lo mismo, a pesar de que ahí también existe la posibilidad de manifestaciones.

Los equipos de contención del Ministerio Público no estarán visibles, pero sí estarán esperando actuar de ser necesario; todo como una medida de prevención ante cualquier eventualidad.

El protocolo de vigilancia de las actividades programadas a las que asistirá la señora presidenta, se mantendrán activos pero se asegura que el disfrute de los nicoyanos a su celebración, será garantizado.