Última Hora

El lunes, la Cancillería denunció que Nicaragua había ofrecido concesiones para explotación petrolera en territorio perteneciente a la zona marítima costarricense en el mar Caribe y el océano Pacífico.

Ante tal argumento, la presidenta de la República, Laura Chinchilla, destacó su disconformidad con el actuar del Gobierno de Daniel Ortega, en lo que considera un nuevo atropello a la soberanía del país.

“Don Enrique (Castillo, canciller) fue muy claro y muy contundente en las expresiones que utilizó para calificar el acto como un abuso, un exceso y un desprecio más a la soberanía de nuestro país”, dijo en una visita a Nicoya.

“Es claro que la publicación del referido material promocional petrolero del año 2012, y la información allí contenida, transgrede seriamente espacios marítimos que pertenecen a Costa Rica”, dijo Castillo el lunes.

Mientras tanto, Chinchilla lanzó una advertencia a Nicaragua, al decir que “es muy claro que Nicaragua prácticamente está vendiendo su país, si ellos quieren hacerlo que lo hagan con su país, pero que respeten los límites y la soberanía”.