Última Hora

El ingreso a la sala de juicios del sospechoso de haber matado a cinco jóvenes estudiantes en Liberia generó reacciones de consternación entre algunos familiares.

El imputado, de apellidos Ríos Mairena y de 33 años, enfrentará a la justicia por cinco homicidios calificados y otros delitos.

Una de las allegadas se desmayó y fue sacada por un familiar, mientras el sospechoso permanecía impávido al lado de su abogado defensor.

De acuerdo con la acusación del Ministerio Público, el hombre atacó a los muchachos en su apartamento, que alquilaban en el centro de Liberia en vista de que estudiaban en la sede de la UCR. La masacre ocurrió a inicios del año pasado.

Los primeros atacados fueron Joseph y la menor, quienes estaban durmiendo.

El hombre se llevo donde estaban otros de los muchachos; le pidió a Ariel que los amarrara y luego lo amarró a él, no sin antes propinarles heridas en las piernas. 

Posteriormente se fue al cuarto de Dayana y le prometió que no les haría nada pero la amenazó, forzó la puerta, la sacó y la amarró.

El primero al que mató fue a Joseph al herirlo en la cara y cuello. Luego, mató a Ariel al lesionarlo en la cara, tórax y tráquea.

Dayana fue la tercera y presentó lesiones en la cara; en cuarto lugar asesinó a Stephanie al herirla en la cara y el cuello. 

La quinta en ser asesinada fue Íngrid, a quien antes de degollar, le quitó la ropa y la abusó sexualmente.

A la menor de edad -que sobrevivió- el sujeto le propinó heridas en la cervical y la tráquea.

La primera en declarar será la menor de edad, pero su declaración será privada.