Última Hora

¿Se imagina una enfermedad cuyos síntomas no disminuyan por más medicamentos que tome?

Suena terrible, verdad, pero es tan real como el aire que usted respira.

Y ojo, muchas veces se debe a prácticas irresponsables que realizamos como paciente.