Última Hora

El Valencia (3º) perdió 2-1 en su visita al Las Palmas (19º), este sábado en la 20ª jornada de la Liga española, con lo que no pudo aprovechar el tropiezo del Atlético de Madrid, que había empatado 1-1 en casa contra el Girona y al que podía haber desbancado del segundo puesto.

El equipo más beneficiado indirectamente de estos dos resultados es el líder Barcelona, que el domingo visita al Betis (9º) con la posibilidad de ampliar su ventaja sobre ambos, que por ahora quedó en 8 puntos sobre el Atlético y sigue 11 por encima del Valencia. Los otros dos integrantes del podio desaprovecharon por lo tanto la ocasión de enviar presión al equipo de Lionel Messi.

El Valencia quedó incluso con una sensación muy amarga por su inesperado revés en las Islas Canarias, cuando sabía incluso que llevarse los tres puntos le permitía regresar al segundo puesto.

Todo parecía funcionar cuando Santi Mina adelantó al equipo de Marcelino García Toral en el minuto 5, de cabeza en un saque de esquina.

Pero Las Palmas, que había empezado el día colista y subió una posición, todavía en zona de descenso, reaccionó y dio la vuelta al partido con un gol de Jonathan Viera (20) y un penal transformado por el argentino Jonathan Calleri (54).

Previo a ese tanto de penal, el árbitro había castigado además al Valencia con una segunda tarjeta amarilla para el brasileño Gabriel Paulista (52).

El Valencia, que jugará su próximo partido liguero ante el Real Madrid en Mestalla, terminó incluso con nueve hombres, por otra segunda amarilla para el portugués Rubén Vezo (87).

Unas horas antes, el Atlético de Madrid (2º) había resbalado con un empate 1-1 en casa ante el Girona (8º).

Para los hinchas 'colchoneros' es la segunda decepción de la semana, después de la derrota 2-1 sufrida por el Atlético en casa el miércoles ante el Sevilla, en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey.

En el partido de este sábado, el Atlético se adelantó en el 34 cuando Diego Costa dejó de cabeza un balón muerto en el área, para que su compañero Antoine Griezmann empujara a placer a gol, a puerta vacía.

En la segunda mitad, el Girona fue mostrándose cada vez más valiente y tuvo premio en el 74, cuando empató por medio de Cristian Portugués 'Portu', que metió el pie al borde del área pequeña tras un pase de cabeza del hispano-colombiano Bernardo Espinosa.

"Me parece que hicimos un buen partido, que teníamos controlado el juego y luego llegó su gol en una situación complicada. Son episodios que se dan en el fútbol, a veces son favorables y otras desfavorables", se resignó el entrenador argentino del Atlético, Diego Simeone.

Real Madrid, fuera de Champions

En la grada hubo cánticos frecuentes de "Viva España", principalmente por parte de los ultras del Atlético, dirigidos al Girona, el club de los amores del dirigente independentista catalán Carles Puigdemont.

El Girona se ha especializado en amargar a los equipos grandes de Madrid. En la primera jornada consiguió empatar 2-2 contra el Atlético, en el mes de agosto, y luego derrotó 2-1 al Real Madrid en su duelo de finales de octubre en la pequeña ciudad catalana.

En el primer partido del sábado, el Sevilla (6º) cortó su mala racha liguera con una victoria 3 a 0 en el campo del Espanyol (14º), con goles del italoargentino Franco Vázquez (15), Pablo Sarabia (34) y el colombiano Luis Muriel (90).

Por su parte, el Villarreal se puso provisionalmente cuarto, desplazando al Real Madrid al quinto puesto, con un triunfo 2-1 sobre el Levante (16º), con goles de Manu Trigueros (26 de penal) y el ruso Denis Cheryshev (50).

El Real Madrid sale provisionalmente de la zona Champions, de la que queda a dos puntos, a la espera de su partido del domingo ante el Deportivo de La Coruña (18º) en el Santiago Bernabeu.