Última Hora

Esta semana el país vio cómo un proceso de casi 8 años llego a su fin y como resultado regresaron a nuestro país casi 200 piezas precolombinas costarricenses que estaban en poder de una familia venezolana.

Ahora autoridades del Museo Nacional prestan atención a otras colecciones como las del limonense Leonardo Patterson.

Se estima que en poder de este caribeño de 75 años hay por lo menos 800 piezas precolombinas costarricenses.

Se sospecha que Patterson pretende mover su colección de Francia, nación donde es legal la compra y venta de este tipo de artículos a España, donde tendría interesados en adquirir piezas en su poder.

Y es que hablamos que por ejemplo tan solo una pieza en piedra con forma humana en una subasta puede alcanzar los 34.000 euros, como ocurrió hace un par de años atrás con una pieza costarricense.

En el proceso de recuperación de las piezas traídas de Venezuela el trabajo interinstitucional fue fundamental.

En él se vieron involucrados el Museo Nacional, Ministerio de Cultura, Cancillería y Fiscalía General de la República.

El proceso culminado esta semana serviría como ejemplo para impulsar uno similar contra el tico Patterson en Europa.