Última Hora

Los pobladores y comerciantes de Sixaola aprovecharon los primeros rayos del sol para limpiar sus casas y negocios, tras las fuertes lluvias que dejó el último empuje frío que afectó al país.

La Cruz Roja entregó diarios y colchonetas en pueblos incomunicados, al tiempo que los vecinos trabajan para tratar de que sus poblados vuelvan a la normalidad.

Sixaola es la comunidad más afectada en la Zona Atlántica, por lo que la CNE se enfocó en llegar a los pueblos que se mantenían aislados.

“Todos los días de acá en adelante es limpieza, sacar barro y agua, pero la falta de agua nos complica el trabajo”, explicó Miguel Amador, comerciante afectado.

Michael Morales, del Comité Local de Emergencias asegura que la prioridad es reubicar a las personas que se encuentran en albergues, de vuelta a sus hogares.

Se espera que durante la tarde continúen las lluvias en el Caribe.