Última Hora

Vive en el barrio Hato Viejo de Santa Cruz. Desde chiquillo comenzó su amor por los caballos, y ahora que supera el medio siglo de vida los considera sus mejores amigos.

Este guanacasteco de pura cepa disfruta de los festejos del cantón con buenos gritos, uno que otro bombazo, y mucha alegría.

Ríase con sus ocurrencias en el siguiente reportaje.