Última Hora

El piloto costarricense Christian Massey logró concluir una durísima octava etapa del Rally Dakar y se aferra a su sueño de terminar el evento.

En medio de un titánico esfuerzo, el tico superó la etapa especial más larga hasta el momento del Dakar, en terrenos de mucha altitud y con lluvia. 

La octava etapa era parte de la prueba llamada “maratón”. Es decir el cuadraciclo de Massey no recibió servicio mecánico al finalizar la sétima etapa.

Ya en medio de la octava etapa el vehículo tuvo un problema con una manguera.

“Tuve que empujar el cuadra por las dunas, durante cuatro kilómetros. Logré encontrar unos espectadores y me ayudaron a tratar de solucionar el problema para continuar", explicó Massey, quien logró continuar, pero los problemas con la manguera no tardaron en aparecer.

Su compañero de equipo Nicolás Robledo, al percatarse que el tico no venía, regresó a buscarlo y entre los dos comenzaron a avanzar.