Última Hora

Pese a que el voto es obligatorio, un tercio de los costarricenses no lo ejerce, por esa razón varios analistas piensan que esa cifra puede subir en las próximas elecciones.

Enrique Obregón es un filósofo de la política, y uno de los fundadores de la socialdemocracia costarricense.

Después de la guerra civil, una Junta de Gobierno encabezada por José Figueres Ferrer tomó el poder; este entregó el mando a Otilio Ulate Blanco en 1949.

Así, se volvieron a realizar elecciones en 1953, y en ellas resultó ganador José Figueres. En esa oportunidad, sin embargo, el abstencionismo fue del 32,8%.

Cuatro años más tarde, las elecciones fueron ganadas por Mario Echandi, con la cifra de abstencionismo más grande de la época: un 35,3%.

En ambas oportunidades hubo una razón, y es que los líderes calderonistas estaban en el exilio y el calderonismo como tal no participaba en la contienda.

Raúl Arias es historiador y trabaja en la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

En 1962 el país introdujo la norma según la cual el voto sería obligatorio. Entonces el abstencionismo se redujo de 35% a solo el 19,1%.

Anacristina Rossi es escritora, conocida por sus novelas “La loca de Gandoca” y “Limón blues”. Ella viene de una familia ligada a la cúpula liberacionista.

El abstencionismo se mantuvo en cifras similares en las elecciones siguientes hasta 1970, cuando José Figueres es electo para un tercer mandato y el abstencionismo se redujo a un 16,7%.

Volvió a subir con Luis Alberto Monge en 1982: un 21,4% y luego se redujo al 18% donde se mantuvo por años.

Víctor Ramírez es un político que en pasado estuvo vinculado al liberacionismo. Hoy es independiente.

En el año 2006 Oscar Arias se postulaba para un segundo mandato, en medio de grandes críticas acerca de la forma en cómo la reelección logró meterse en la Constitución Política.

Allí el abstencionismo da un brinco hasta el 34%.

Cuatro años más tarde, la situación se recuperó un poco. Con Laura Chinchilla en la contienda solo el 31% de los electores decidieron no acudir a las urnas.