Última Hora

La Secretaría Técnica Ambiental autorizó la construcción de un megaproyecto de marina en un sector de humedales.

El terreno se encuentra ubicado en Moín, Limón, y comprende 84 hectáreas, paralelas a la costa.

El centro de atraque contará con espacios para 239 botes, un centro comercial, torres de apartamentos y un hotel de 250 habitaciones, entre otras obras.

Este proyecto de dimensiones de primer mundo obtuvo la viabilidad ambiental de Setena en octubre del 2008.

En el 2010 recibió el visto bueno de la Comisión de Marinas y Atracaderos del Instituto Costarricense de Turismo para operar la marina.

Pero lo que realmente nos deja con la boca abierta no es el proyecto o su diseño, sino que este proyecto se autorizó en una zona de fragilidad ambiental.

El lugar cuenta con humedales y se conocen en el área al menos 1.000 nidos de tortugas.

El visto bueno de la Setena en el marco ambiental es refutado por la Contraloría, que emitió un informe advirtiendo a las autoridades que la aprobación debe ajustarse a derecho, porque esa zona es lugar de humedales protegidos por convenios internacionales y leyes nacionales.