Última Hora

En las montañas de Palmares se acostumbra sembrar frijol nuevo, un trabajo que amerita muchas horas bajo el sol o la lluvia, mucha disciplina y, lamentablemente, una paga muy baja. 

Hoy nos pusimos en los zapatos de estos señores y aquí le mostramos su dedicación.