Última Hora

Nacional

Estado deberá respetar opinión sobre derechos LGBTI sin importar el gobierno de turno

Presidencia será la encargada de empezar el proceso de implementación de este fallo en la normativa costarricense

Teletica.com Redacción Hace 1/9/2018 5:20:28 PM

El Estado costarricense deberá respetar y cumplir la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en materia de derechos de la población LGBTI sin importar el gobierno de turno.

La vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, aseguró que la posición de la CIDH es vinculante al país y su ordenamiento, por lo que el inminente cambio de Gobierno no cambiará en nada los alcances de la resolución.

Vea también: Corte Interamericana de DD. HH: Costa Rica debe garantizar plenos derechos a población LGBTI

“La respuesta de la Corte es clara en que las parejas del mismo sexo sí son iguales, esto significa que el Estado y no solo los gobiernos de turno tienen la obligación de garantizar todos los derechos que derivan de un vínculo familiar a cualquier persona sin ningún tipo de distinción”, aseguró Chacón en conferencia de prensa.

La vicepresidenta celebró el cumplimiento de “una obligación y deuda histórica para esta población” y aseguró estar “profundamente conmovida” por las personas que ven en este fallo la posibilidad de gestionar y planear sus proyectos en igualdad y sin discriminación.

“Esto reivindica el temor frente al odio de una sociedad que los excluyó por no entenderles. Es un día esperanzador para que las futuras generaciones también crezcan sin miedo”, añadió.

Chacón explicó que desde Casa Presidencial se comandarán los esfuerzos para la implementación y aplicación de este fallo en la normativa costarricense y que se trabajará con celeridad hasta el cambio de Gobierno el 8 de mayo próximo.

Vea también: Políticos reaccionan tras opinión consultiva de la CIDH sobre derechos de la población LGBTI

“Hasta entonces lo único que puedo decir con certeza es que continuamos en el proceso de dejar un país mucho más digno del que encontramos”, dijo la vicepresidenta en medio de los vítores de un grupo de amigas transgénero que la acompañaron en la conferencia de prensa.

Caminos

Marvin Carvajal, director de asuntos jurídicos de Casa Presidencial, explicó que pese a la complejidad del fallo las respuestas de la Corte fueron bastante claras por lo que no hay espacio para dudas.

Sin embargo, Carvajal explicó que si bien el “qué” está resuelto, para definir el “cómo”, pues la propia Corte da diferentes vías para llegar a ese objetivo final.

“Los mecanismos necesarios para la implementación de la sentencia serán adoptados. La misma opinión ofrece posibilidades por ejemplo en el cambio de nombre, que explica que podría ser por interpretación del artículo 54 o bien la vía reglamentaria, pero faltan cosas por resolver, por ejemplo en materia de competencias sobre a quién le toca determinar esta vía”, aseguró.

El fallo establece, entre otras, que el Estado costarricense debe garantizar que “las personas interesadas en la rectificación de la anotación del género (cambiar su nombre, adecuar su imagen en los registros y/o en los documentos de identidad) puedan acudir a un procedimiento o un trámite (...) que sea confidencial, expedito, gratuito y no debe acreditar de operaciones quirúrgicas y/o hormonales".

También argumentó por unanimidad que en el caso de las relaciones de pareja y sus deberes y derechos se “debe reconocer y garantizar todos los derechos que se derivan de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana".

Estableció además que: "de acuerdo con los artículos 1.1, 2, 11.2, 17 y 24 de la Convención Americana es necesario que se garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio.

"(Esto) Para asegurar la protección de todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a los que están constituidos por parejas heterosexuales".