Última Hora

En cuestión de hora y cinco minutos tres sucesos dejaron tres muertos en diferentes partes del país, la noche de este sábado.

El primero se reportó a las 6:50 p.m. en barrio Manuel Mora en El Roble de Puntarenas.

Allí dos menores de edad, de 17 y 14 años, llegaron para supuestamente asaltar un supermercado.

En el sitio se presentó una balacera y el dueño del local abatió a uno de los menores, cuyo cuerpo quedó tendido dentro del negocio. El otro joven huyó herido.

Los familiares del muchacho muerto llegaron al supermercado para increpar al propietario; la Fuerza Pública llegó al lugar y minutos después controló la situación.

Lea también: Dos supuestos delincuentes mueren en dos hechos ocurridos en San José y Puntarenas.

Diez minutos más tarde ocurre una balacera en Barrio Cuba, en San José.

De acuerdo con el reporte de Seguridad Pública, en el sector conocido como Pochote, un enfrentamiento a balazos entre oficiales de la GAO y un hombre dejó sin vida a este último, cuya identidad no ha trascendido.

Seguridad Pública informó que el hecho se dio en el marco de un operativo antidrogas. 

A las 7:55 p. m. pero en Cartago se presenta otro hecho de sangre que dejó un muerto y un herido.

Lea también: Balacera deja un muerto y un herido dentro de barbería en Cartago.

El hecho ocurrió en una barbería en San Blas, 200 metros al este de la escuela local.

En el sitio fue hallado sin vida un hombre de apellidos Guillén Montero, cuyo cuerpo apareció con cuatro impactos de bala.​

El herido se trataría de un cliente de apellidos Hernández Hernández, quien presentó impactos en una pierna y un brazo. Fue llevado al hospital Max Peralta.

Los sospechosos del tiroteo -se indica que se trataría de tres hombres- abandonaron el sitio a bordo de un carro y ahora hay un operativo policial para dar con su paradero.

Preliminarmente se indica que se trata de un ajuste de cuentas, aunque las circunstancias deberán ser investigadas por el OIJ.​

Costa Rica cerró el 2017 con el mayor número de homicidios en su historia: un total de 600; es decir, 12 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La principal causa de estas muertes es por ajustes de cuentas y luego por riñas.

En el 2015, la tasa de asesinatos fue de 11,5 por cada 100.000 habitantes, y en el 2016 subió a 11,8 por cada 100.000 habitantes.​