Última Hora

Internacional

En Nicaragua la única persona autorizada para hablar del clima y los sismos es la primera dama

Rosario Murillo, también vicepresidenta del país, impuso una línea dura: ella es la única persona que puede dar reportes meteorológicos.

Teletica.com Redacción Hace 1/6/2018 3:49:28 PM

Cuando en Nicaragua ocurre una emergencia por fuertes vientos, inundaciones, sequías, rayería e incluso cuando hay temblores la única persona autorizada para hablar y "explicar" lo ocurrido es la primera dama y también vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega.

Murillo no es especialista en meteorología ni mucho menos en sismología. Ella es profesora de profesión con dominio de varios idiomas y quien en la práctica cogobierna al lado de su marido.

"En la presidencia, la Rosario es 50% y Daniel, 50%", aseguró el propio Ortega en una conferencia pública, publicó BBC Mundo en enero del 2017.​

Y este cogobierno "La Chayo" -como la llaman sus allegados- es la persona responsable de hablar del clima y sismos. Y lo hace cada día al mediodía cuando da sus reportes de diferentes temas: desde cómo amaneció en el país y por qué las condiciones climatológicas hasta asuntos sociales y económicos.

El diario La Prensa habló con Abdel García, oficial de cambio climático del Centro Humboldt, quien aseguró que "la persona que debería de hablar sobre eventos climáticos son los expertos, los que saben, y no se debería esperar a Murillo (su alocución) para que informe sobre la situación del país".

¿Esto responde a un plan mayor gestado por ella y su esposo? Para este rotativo sí. Lo que se busca es darle más y mayor protagonismo a la compañera sentimental del mandatario.

​"Ahora, Rosario Murillo, al menor temblor que se percibe enlaza una comunicación y su voz se escucha, automáticamente, en todos los medios de comunicación de la familia presidencial", informó el diario.

Pero esto tiene muchos problemas y limitaciones, explicó Agustín Moreira, especialista en meteorología de ese país.

“Sucede que son análisis bastante superficiales y que no contemplan información amplia para que el ciudadano tenga mayor claridad de lo que se le da (comunica)”, dijo a La Prensa.

¿Qué pasa si alguien desacata la directriz de Murillo? Simple: es despedido y vilipendiado.

Foto publicada por el diario La Prensa.