Última Hora

Funcionarios del Ministerio de Salud y oficiales de Fuerza Pública clausuraron esta mañana el balneario San Lucas Beach Club, ubicado en Puntarenas centro.

De acuerdo con información de la entidad el pasado 29 de noviembre funcionarios del Área Rectora de Salud giraron orden de cierre del balneario, al argumentar que el sitio no contaba con el aval de la institución para su funcionamiento "y poner en riesgo la salud de la población".

Salud agrega que el balneario "presenta deficiencias físico-sanitarias en áreas de piscina, restaurante, planta física y planta de tratamiento, que a la fecha no han sido corregidas".

A pesar de la orden de clausura el balneario continúo operando, "incumpliendo con la orden sanitaria girada, por lo que en el momento se procedió a elevar el desacato a una instancia mayor, la Fiscalía Adjunta de Puntarenas", acotó el comunicado.

Este miércoles este medio consultó con Vivian Quesada, vocera del balneario, sobre la notificación de cierre y ella la calificó de  "arbitraria, desproporcionada y contraria al derecho". 

Ella aseguró que el sitio no ha presentado problemas. "En noviembre tuvimos orden sanitaria para una reparación estructural, se hicieron en la primera semana de diciembre y quedó lista".

"Tenemos una prueba de laboratorio que indica que la piscina está en perfecto estado, sin contaminantes. Salud no ha hecho pruebas de agua para decir que hay contaminantes".

Sobre los permisos ella alegó que el balneario cuenta con tres permisos sanitarios: balneario o piscina, restaurante y salón especial.​