Última Hora

600 sospechosos de diferentes delitos terminaron en prisión preventiva en el último año. El aparente delito de tráfico de drogas es el más común.

Eso es parte del resultado del trabajo conjunto entre el OIJ y el Ministerio Público.

La Sección Contra el Crimen Organizado también investiga a otros 83 sospechosos de diferentes delitos como tráfico de armas, extorsión, receptación, procuración de impunidad y contrabando.

En el caso del tráfico de drogas las alianzas internacionales con países como Panamá y Colombia han sido trascendentales por el intercambio de información.