Última Hora

A gritos, con algunas maniobras y hasta quitándoles la llave del vehículo.

Así es como oficiales de Tránsito logran detener a conductores que ignoran las indicaciones para detenerse en carretera.

El conductor de la moto ignoró la indicación del oficial de tránsito.

El oficial tuvo que obligarlo a detenerse.

Casos como el de San Ramón son frecuentes.

En ocasiones, los oficiales deben gritar e insistir en que los conductores se detengan.

La desobediencia, en algunas ocasiones, termina en sede judicial.

En casos de este tipo las autoridades encuentran vehículos sin placas, sin Riteve y choferes sin licencia.

A uno de ellos le hicieron hasta 10 multas por distintas faltas.