Última Hora

La indignación se ha apoderado de muchísimos colombianos, quienes no salen del enojo al saber que una perrita de unos 4 meses de edad fue violada y con un objeto punzocortante le destrozaron la uretra y las paredes de la vagina.

De acuerdo con información de medios locales, la perrita fue hallada en una calle de Cali dentro de una bolsa por parte de dos mujeres.

Cuando me acerqué, intenté quitarle una amarra, algo plástico duro que también tenía en el cuello. La miré y tenía sangre en su boquita, le vi las piernitas y estaba destilando sangre. Y, al alzarle la colita, vi algo tan espantoso”, relató la mujer según consignó el canal Caracol.

Este jueves la perrita fue operada por el veterinario Sebastián Piedrahita y su equipo de trabajo y la cirugía fue todo un éxito, según publicó el diario El Tiempo.

“Llegó con sus partes íntimas destrozadas, no solo laceradas. La uretra fue desprendida y las paredes de la vagina están laceradas. Es por ello que con las cirugías se busca, sobre todo, acomodar la uretra, de nuevo", informó el especialista el citado medio.

La perrita se recupera pero hacen falta más operaciones en aras de garantizar que un óptimo desempeño del cuerpo y organismo de Lupita, nombre con el que esta perrita mestiza fue nombrada por quienes le tendieron una mano.

Días atrás trascendió otro caso: un hombre de 45 años fue detenido en ese país acusado de matar y abrir a un perrito para comerse sus órganos.

Fotos cortesía del diario El Tiempo para Teletica.com. Las imágenes fueron captadas por el fotógrafo Santiago Saldarriaga.