Última Hora

En lo que va del año, el Instituto Costarricense Sobre Drogas (ICD) ejecutó el remate de 47 vehículos. Esto significa ingresos por más de 190 millones de colones que servirán para la lucha contra el narcotráfico y la atención de víctimas de las drogas.

Para la institución estos ingresos se convierten en el efectivo con el que trabajan.

El caso "Liberty Reserve" es el que le deja al ICD los carros más costos y particulares, por ejemplo un Jaguar 2005 con un costo estimado de 100.000 dólares.

Un segundo Jaguar de modelo más reciente es 5.000 dólares más caro, al ser un modelo 2011.

El vehículo más costoso decomisado en este caso y rematado este año es un Mercedes Benz G500 modelo 2010 por el que el ICD recibió 34 millones de colones.

Si bien es cierto el ICD tiene a su cargo la custodia de más de mil vehículos, cerca del 50 por ciento están en circulación al servicio de diferentes ministerios e instituciones de gobierno.

Contrario a los vehículos, las viviendas son más complicadas de sacar de los portafolios del instituto.