Última Hora

Este miércoles autoridades de la Dirección General de Aviación Civil sostuvieron una reunión con sus homólogos de los Estados Unidos.

Se trata de miembros de la Autoridad de Aviación Civil de los Estados Unidos, la Agencia de Transporte y Seguridad de esa nación y el fabricante de la aeronave accidentada el domingo.

Este tipo de coordinación la permite a la Organización Internacional de Aviación Civil a la que pertenece Costa Rica y a las autoridades norteamericanas poder seguir de cerca el proceso de investigación.

Autoridades nacionales descartan que esto meta presión a la investigación.

Ellos más bien agradecen la colaboración que puedan recibir y afirman que la reunión de este miércoles es para coordinar la forma y metodología de trabajo.

Como parte de la investigación, el motor de la aeronave será enviado al fabricante para su revisión y confirmar o descartar factores mecánicos en el accidente.

Además se deberán revisar aspectos de meteorología y el proceder de la tripulación para determinar que ocurrió ese fatídico 31 de diciembre la zona de Bejuco.