Última Hora

Tiene nada más y nada menos que 82 años. Se llama José María del Teodoro del Santísimo pero le dicen Pipo.

Junto a él andan sus dos amados bueyes que dicho sea de paso son los últimos que existen en el cantón.

Disfrute de su historia en el siguiente enlace.