Última Hora

Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre y en ésta caso en particular, ese dicho aplica a la perfección, pues fue precisamente una perrita, quien con tan sólo estar cerca brindando cariño, salvó la vida de una mujer a quien habían desahuciado.

La experiencia personal de ésta mujer la llevó a investigar más a fondo acerca de la terapia con animales. Descubrió que ellos son capaces y fundó Aco Teama, una organización sin fines de lucro que lo único que pretende es llevar el cariño de éstos fieles animales a quien los necesite, no para que logren un milagro, si no para que sean parte de una terapia.

Eso lo logra ella, junto a un solidario grupo de voluntarios. Visitan hogares de ancianos y otros lugares en los que el perro pueda ser útil.

Hasta el momento son 50 personas que de manera desinteresada, donan su tiempo y el de su mascota para llevar esperanza a quienes creen no tener cura.

Todo esto, ha sido para ella una gran lección de vida y el de muchas otras personas que ahora conocen que los perros, pueden ser más fieles y solidarios, de lo que muchos creen.