Última Hora

Las mujeres que sufren una pérdida, u aborto espontáneo, llegan a sentir que la gente alrededor, no valida el duro momento por el que tienen que pasar.

Por ejemplo, a sus 24 años Diana Calderón sabe lo que es la alegría de tener un hijo, pues es madre de un pequeño de seis años y también sabe lo que es experimentar una pérdida, pues hace varias semanas experimentó un aborto espontáneo.

Calderón nos expuso el tema porque ella, en carne propia, sufrió la experiencia y descubrió que poca gente conoce esta realidad.

Además, en estos casos solo se atiende la recuperación física de la paciente, y se olvida la emocional, que es igualmente dolorosa.