Última Hora

El abogado de las familias que promueven la Fertilización In Vitro pidió a la corte interamericana de derechos humanos, sanciones para el país, porque en 6 meses no hubo ningún avance para permitir esta práctica en el país.

Para muchas mujeres que sueñan con ser madres, la fertilización in vitro es la única opción para que este milagro ocurra en sus vidas.

Sin embargo en Costa Rica está práctica sigue prohibida, a pesar de que en diciembre la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al país permitirla, y aunque se le dio al Estado un plazo de un año para acatar la orden, en estos 6 meses y medio no ha ocurrido mucho.

Por esta razón el abogado Boris Molina, quien ganó el caso defendiendo a las familias ante la corte, mandó en las últimas horas esta carta solicitándole a la instancia que ponga sanciones al país por el lento avance.

En este momento el futuro fertilización in vitro está en manos de los diputados, quienes aún están de vacaciones.

La mayoría de los diputados han dicho que están de acuerdo con la fertilización in vitro, sin embargo, mociones van y vienen sin que esto cambie.