Última Hora

Internacional

Descartan revisar a peregrinos en misa papal en Brasil, salvo sospechosos

Las autoridades de Brasil no requisarán a los peregrinos que asistan a la vigilia y misa final con el papa Francisco, salvo en casos sospechosos, por ejemplo si están enmascarados...

AFP Agencia Hace 7/18/2013 5:10:00 PM

Las autoridades de Brasil no requisarán a los peregrinos que asistan a la vigilia y misa final con el papa Francisco, salvo en casos sospechosos, por ejemplo si están enmascarados, informaron el jueves jerarcas militares a cargo de la seguridad del evento.

"En general los peregrinos no serán revisados (en esos dos eventos), pero tenemos algunos dispositivos y personas especializadas en analizar equipaje, objetos y comportamientos específicos", dijo el contraalmirante Paulo Martino Zuccaro en una rueda de prensa sobre el operativo de seguridad para la visita del papa a Rio de Janeiro del 22 al 28 de julio para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

El plan movilizará a más de 30.000 policías y militares.
"Los enmascarados tendrán prohibido entrar a Guaratiba", dijo por su parte el asesor especial para grandes eventos del ministerio de Defensa, general José Alberto da Costa Abreu.

El Campus Fidei, en el barrio de Guaratiba, a unos 70 km del centro de Rio de Janeiro, será el destino final del peregrinaje que realizarán el sábado 27 más de un millón de personas. Allí se realizará una misa con el papa Francisco y luego una vigilia. Se desplegarán allí 7.000 militares, 6.400 del ejército y 600 de la marina.

Junto con Copacabana, Guaratiba es el sitio considerado más peligroso para el papa, dijo Costa Abreu, aunque aclaró que las manifestaciones que reunieron a más de un millón de jóvenes en las calles de Brasil en junio no alteraron el plan de seguridad.

El grupo Anonymous Rio convocó a una protesta el lunes 22 frente a la sede del gobierno de Rio de Janeiro, poco después de la llegada del papa y durante la reunión que mantendrá allí con la presidenta Dilma Rousseff.

Una manifestación de unas mil personas frente a la residencia del gobernador de Rio el miércoles de noche en Leblon, uno de los barrios mas ricos de la ciudad, terminó en choques violentos con la policía.

Los manifestantes lanzaron orina y piedras contra la policía, que los dispersó con bombas de gas lacrimógeno, balas de goma y chorros de agua. Los manifestantes saquearon comercios y causaron destrozos.