Última Hora

¿Cuántas veces ha dicho usted, de su hijo o de algún conocido hace cosas porque quiere llamar la atención?

Este es un comentario digamos común entre padres, y saber actuar ante él nos dará herramientas importantes en la crianza.

Este comportamiento es una señal de su disgusto, que puede ocurrir cuando los niños no saben hablar o aunque hablen, cuando no saben exteriorizar adecuadamente sus emociones.

Enojos, rabietas, berrinches, malacrianzas. Esas son algunas de las formas en que muchos niños tratan de llamar la atención de sus padres... Pero, ¿por qué tienen esa necesidad de llamar su atención?

Gabriela Piedra, psicóloga, especialista en control de límites y terapia de familia, explicó que primero se debe diferenciar si el niño busca llamar la atención o está acostumbrado a que todo gire alrededor.

Muchos niños desde pequeños sus padres los enseñaron tener el control de las situaciones y saben cómo manipularlos. Sin embargo, se enfrenta un caso de llamar la atención cuando el pequeño ya sabe cómo hacer muchas cosas y deja de hacerlas.

Las actitudes van a depender mucho de la edad, no obstante existen ciertas características comunes.

Entre ellas, cuando ya aprendió a comer solo, a ir al baño solo y de repente necesita que su padre lo acompañe.

También cuando no permite que los padres tengan contacto con otras personas, hacen comentarios inapropiados, entre otras cosas.

El niño que necesita llamar la atención lo hace de manera constante. “El típico ejemplo del bolso de mamá, que el pequeño lo toma saca sus cosas y la madre lo permite”, explica la psicóloga.

Los hijos deben aprender a enfrentar situaciones y no significa que los padres deben ignorarlos ni sobrellevar esos problemas por ellos, solo deben apoyarlos y guiarlos para que encuentren una solución.

La empatía en este aspecto es fundamental pues a su corta edad problemas muy sencillos podrían ser un mundo.

Un nuevo hermanito, la separación de sus padres, la entrada a la escuela son situaciones que podrían desencadenar estas situaciones.

Los interesados en comunicarse con la especialista Gabriela Piedra puede llamar al 83 71 78 47.