Última Hora

El martes pasado presentamos en Telenoticias el caso de un vecino de Paraíso de Cartago con discapacidad que evitó el remate de su casa.

Este hombre había solicitado un crédito bancario, pero sufrió dos infartos que lo dejaron imposibilitado para trabajar y por eso estaba a punto de perder su vivienda.

Gracias a la ayuda de la Asociación Consumidores Libres de Costa Rica, el afectado pudo hacer uso de un seguro incluido en el crédito.

¿Podrían otras personas en situaciones similares hacer lo mismo? ¿En qué casos aplica esta póliza?

Este jueves en Telenoticias conversamos sobre el tema con Adriana Rojas, abogada de la Asociación de Consumidores Libres de Costa Rica.

Ella aclaró que el seguro todavía no se aplica, sin embargo lo que lograron “fue suspender un remate”, pero el proceso sigue pendiente y debe llegar a la sentencia para definir la aplicación o no de dicho seguro.

“El problema ha sido la aplicación de la póliza, las personas que adquieren crédito personal, de carro o casa, no tienen conocimiento de que tienen un seguro colectivo que les cubre en caso de muerte y de incapacidad permanente”.

Rojas aseguró que la ignorancia lleva a la gente a perder sus propiedades, debido al desconocimiento de esa póliza.

“Mucha gente no sabía de esa póliza, cuando nos buscaron pidiendo ayuda ya fue demasiado tarde”.

El caso de don Fernando, es el primero que pareciera tener un panorama positivo.

Esta póliza está incluida en los créditos de vivienda, personales o de vehículos de personas físicas, no así cuando se trate de personas jurídicas.

“Se aplica cuando hay incapacidad permanente o muerte. En el primer caso es más complicado de demostrar, pues el INS pide muchos requisitos, uno de ellos es el certificado de incapacidad permanente por parte de la Caja del Seguro Social”, añadió la abogada.

Ella considera que falta coordinación interinstitucional, pues “no hay un procedimiento claro y el consumidor desconoce los requisitos”.

Para demostrar la incapacidad, el asegurado debe acudir a la entidad bancaria, luego al INS, de ahí a la Caja, donde le dirán a las personas si cumplen o no con los requisitos de jubilación.

Si usted desea contactar a la Asociación de Consumidores Libres de Costa Rica, puede comunicarse al teléfono 2221-9867 o al correo info@consumidoreslibres.org