Última Hora

En el proceso de la ortodoncia, de acomodar los dientes usando frenillos, algunas personas se olvidan de los cuidados básicos que deben tener.

Pero, al finalizar el tratamiento, quedan con dentadura "parejita", pero llena de caries.
Los pacientes de ortodoncia deben extremar las medidas de higiene, para garantizar resultados óptimos.

La complejidad de los aparatos de ortodoncia provoca que se acumule una cantidad mayor de placa bacteriana en boca y dientes, lo que promueve la aparición de caries.

Se recomienda restringir ciertos alimentos que pueden ser difíciles de masticar como los bagels, caramelos duros, nueces, elote, manzanas y zanahorias;

También se deben evitar alimentos crujientes como las palomitas de maíz, el hielo, las papas fritas, y otros, como los chicles.

También se recomienda realizar limpiezas dentales cada cuatro meses, para no dejar placa en los lugares más difíciles que el cepillo no logra alcanzar

Los frenillos se deben utilizar cuando una persona sufre de apiñamiento dental o problemas de mordida que puedan llegar a causar malestar, dolor de cabeza, fracturas dentales, problemas en las encías y hasta pérdida de piezas