Última Hora

La celebración de La Anexión del Partido de Nicoya el próximo 25 de julio podría convertirse en un día de protestas por parte de varios grupos organizados en Guanacaste.

El año anterior, el alcalde de Nicoya, Marco Antonio Jiménez, se negó a recibir a la presidenta Laura Chinchilla, alegando que el gobierno había abandonado a los guanacastecos.

Este año, otros grupos organizados también anuncian protestas por problemas en los servicios de salud, construcción de carreteras, contaminación del agua con arsénico y la aplicación de la ley de zonas costeras.

El martes, el ministro de Comunicación, Carlos Roverssi, denunció que el Frente Amplio es quien está organizando los movimientos de protesta en esa provincia.

“El Frente Amplio está haciendo una manipulación, falta de transparencia”. Al mismo tiempo que indicó que Wilmar Matarrita es uno de los responsables de organizar las protestas.

“Él no es dirigente comunal, sino presidente del comité provincial del Frente Amplio”, agregó el vocero del gobierno.

Roverssi comunicó que no participaría en el debate en Telenoticias con José María Villalta, candidato presidencial del Frente Amplio, alegando que no tenía nada que discutir con un candidato presidencial.

Villalta sí aceptó la invitación a la entrevista. Fue consultado por las declaraciones de Roverssi y respondió que no es cierto que la agrupación política que representa, esté instigando a la gente.

Indicó que sí participarán en la movilización como un actor social más, “pero detrás de la marcha, hay dirigentes sociales y cantonales de Guanacaste, que tienen cosas qué decir”.

Villalta manifestó que el gobierno está escondiendo las razones de fondo del descontento popular de un pueblo guanacasteco que está indignado en aspectos como agua contaminada, desalojo de comunidades en zonas costeras así como la situación que se vive en el hospital de Nicoya, y la falta de inversión en carreteras.

“Tengo seis años de apoyar manifestaciones”, sentenció el candidato.

Sobre la posibilidad de bloquear calles para impedir la llegada de Chinchilla a Nicoya, Villalta dijo que más bien lo importante es que la presidenta llegue al lugar y escuche las denuncias del pueblo.

“La gente en Guanacaste está indignada porque el gobierno no cumple sus promesas”.

Roverssi dijo durante el Consejo de Gobierno que han venido documentando informes sobre las protestas en los últimos meses, y que incluso la del pasado 11 de abril en Alajuela, fue movilizada por el Frente Amplio.

“Si de algo nos han servido las torpes declaraciones del ministro, es para poner en agenda pública los problemas de Guanacaste”, concluyó el diputado.

El alcalde de Nicoya, Marco Antonio Jiménez, indicó que se deben respetar el derecho a manifestarse en la provincia, siempre y cuando sea en torno a los problemas que la gente necesita expresar.

Jiménez agregó que sí se le extendió una invitación a la presidenta Chinchilla para que participe en las actividades de celebración el 25 de julio y solicitó que no se establezcan cordones de seguridad como los que se dieron en Alajuela.