Última Hora

Nacional

Ministro de Trabajo asegura que sector público tiene ventaja salarial sobre el privado

“Si lo tomamos por las diferentes ocupaciones, en la empresa privada está por debajo del gobierno central toda ocupación”, asegura.

Daniel Quesada Hace 7/17/2013 9:02:00 AM

Con los aumentos salariales aprobados en el 2013, los empleados del sector privado sintieron un incremento del 6,05% en sus ingresos, mientras que los trabajadores del Estado percibieron un 5,08% más en sus pagos. Esta diferencia, sin embargo, para el ministro de Trabajo no refleja la realidad.

El primer semestre del año tuvo para el primer grupo un 3,65% por ciento de incremento, mientras para los burócratas un 1,84%. Estos montos, sumados a los del segundo semestre (2,40%-privado y 3,24%-público), evidencian una diferencia de casi un punto porcentual en el aumento del sector privado por encima del público.

Sin embargo, Olman Segura, ministro de Trabajo, dice que más bien la ventaja salarial la tienen los servidores del Estado, pues a sus aumentos se les deben sumar montos por concepto de anualidades, dedicación exclusiva, carrera profesional, prohibición, y otros más.

“Si lo tomamos por las diferentes ocupaciones, en la empresa privada está por debajo del gobierno central, toda ocupación”, asegura.

El jerarca de esta cartera, dice que el 5,08% debe multiplicarse por 1,9, “casi 2”, que es el correspondiente a esas variables. “Esto da más de un 10% por ciento de aumento”, subraya Segura.

Sin embargo, para el secretario de la Asociación Nacional de Empleados del Sector Público y Privado (ANEP), Albino Vargas, existe una marcada desigualdad, pues el problema se centra en que el piso del salario mínimo no se modifica, pese a los reajustes.

Para Vargas, la fórmula de cálculo, que es diferente para cada sector laboral, debe ser adaptada, y tomar en cuenta el Producto Interno Bruto (PIB) para repartir esos ingresos de manera equitativa. “No hemos cambiado la política salarial en relación con el crecimiento de la economía”, apunta.

Segura, por su parte, devuelve el reclamo y remarca la negativa de los sindicalistas para sentarse a negociar este punto de la política salarial. Ahora bien, para él, primero deben tocarse y estudiarse todos los puestos del sector público, y atacar las diferencias que existen de un ministerio a otro, en mismas categorías.

“Estoy dispuesto a tocar el piso del salario mínimo. Les he pedido (a los sindicalistas) que ordenemos los salarios del sector público, no estoy diciendo que eliminemos los pluses, sino las diferencias entre salarios de diferentes ministerios”, dijo.

Aunado a su crítica contra los sindicalistas por la negativa de negociar, el ministro de Trabajo lanzó un dardo hacia el desempeño de los empleados del sector público. “No hablemos de pluses, nada más de evaluación del desempeño, ¿dónde hay más quejas que en el sector público?, y a todos se les califica con nota 100. Hablemos de eso”, concluyó.