Última Hora

La desmotivación que tienen los jugadores de lotería le está pasando una cara factura a la Junta de Protección Social.

La semana pasada la venta de la lotería cayó casi un 3%. La razón, es que los compradores aún no olvidan que en menos de 7 meses, nadie ganó los dos premios más importantes.

En la Junta admiten que los compradores están desmotivados.

La venta disminuyó un 2,3% en una semana. El total de enteros no vendidos fue de 4 mil 600, y cada jugador compra aproximadamente medio entero, es decir, en promedio unos 9 mil 200 compraron lotería la semana pasada.

La Junta espera que esta desmotivación desaparezca en el transcurso de los días, mientras tanto asegura que el domingo, el premio mayor si quedó en manos de un jugador.

Por ahora la Junta no prepara ninguna estrategia para reconquistar a los desmotivados, más bien apela a que los compradores recuerden que este es un juego al azar.