Última Hora

Un vecino de Paraíso de Cartago con discapacidad logró evitar que le remataran su vivienda.

Después de dos años de pasar en angustia por el temor a perder a su casa, Fernando Cortés recibió ayer una buena noticia. La asociación consumidores libres de Costa Rica le informó que habían logrado detener el remate de su crédito de vivienda.

Tres meses después de solicitar los préstamos sufrió dos infartos que lo dejaron imposibilitado para trabajar.

Según el diagnóstico de la Caja Costarricense de Seguro Social las complicaciones de salud de cortés le ameritan una incapacidad permanente. Ante estos casos los créditos de vivienda tienen un seguro, pero por el exceso de trámite la póliza no se había activado y por eso se iba a rematar la casa.

Según Rojas muchas personas no han podido evitar el remate de sus casas por los trámites que van y vienen entre las entidades públicas.
Dichosamente el remate se detuvo, y el caso continuará en investigación para establecer una sentencia.