Última Hora

A cualquier persona, le gusta que su cabello luzca limpio, sedoso y fácil de manejar. Pero una de las quejas más recurrentes es que por mucho que se lo lave, éste tiende a llenarse de grasa, lo cual es molesto por distintas razones.

Esas son algunas de las incomodidades de tener el cabello graso, que se produce por el exceso de humectación que producen las glándulas sebáceas en el cuero cabelludo, pero la solución a este problema, es más sencilla de la que usted cree.

Para este tratamiento solo necesita limón, agua caliente y romero. Aunque puede aplicar este tratamiento casi a diario, lo ideal es lavarse el cabello cada tres días. Al cabo de 1 o 2 meses notará, positivos resultados, con este tratamiento, de uso libre.