Última Hora

La mañana de este lunes, el regreso a clases en la escuela La Excelencia de Batán, no era el mismo.

El ambiente era sombrío y triste para los profesores y padres de familia que llegaron de regreso a las aulas. Y es que ellos aún no se explican cómo Hellen Sánchez Rivera había sido asesinada de tal manera

Hellen era maestra de ese centro educativo desde hace algunos años. Por lo que hoy fue recordada en un acto cívico, en el que la directora le rindió un minuto de silencio y habló a los padres de familia, docentes y estudiantes sobre la delincuencia que se da en la zona.

A pesar de su juventud, la víctima no solo era una maestra querida por los estudiantes, también era una fiel amante del futbol, hasta se estaba preparando para un campeonato en guápiles que se celebraría.

La mujer y su esposo, Heriberto Matamoros Alcázar, fueron atacados por una ráfaga de balas cuando estaban en la cochera de su casa.

Al parecer, un vehículo color rojo se acercó y desde ahí abrieron fuego. Ella recibió al menos ocho impactos de bala y murió en el lugar, mientras que su esposo fue herido en una pierna y otra bala rozó su cabeza.

La pareja tenía 10 años de convivir, junto a la hija de la mujer, una pequeña de cinco años.

El auto desde el cual dispararon los homicidas, apareció quemado unas horas después, provocando la pérdida de evidencia importante.