Última Hora

Las familias afectadas producto de un deslizamiento hace tres años en San Antonio de Escazú, deberán esperar un año más para disfrutar de una vivienda y un sitio seguro.

En noviembre se cumplirán tres años de una de las emergencias más dramáticas de los últimos tiempos registradas en el país en Calle Lajas en San Antonio de Escazú.

Y apenas inician los primeros movimientos de tierras del proyecto donde serán reubicadas las familias que calificaron como beneficiarias del Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

Al parecer una vez ya ubicado el terreno una serie de estudios habrían sido los responsables de atrasar el inicio de las obras.

Vecinos de Calle Lajas celebran el inicio de los trabajos aunque muchos no calificaran para ser reubicados en un lugar más seguro y ahora deban arreglárselas para salir de un sitio declarado inhabitable.

El proyecto tiene un costo de unos 1800 millones de colones, financiados por el BANHVI.